APPLE: OTRO GIGANTE QUE LE APUESTA A LA TV

  • APPLE: OTRO GIGANTE QUE LE APUESTA A LA TV
  • APPLE: OTRO GIGANTE QUE LE APUESTA A LA TV
  • APPLE: OTRO GIGANTE QUE LE APUESTA A LA TV
  • APPLE: OTRO GIGANTE QUE LE APUESTA A LA TV
Compartir

Ya no es solo un asunto de competitividad o de oportunidades. La producción de contenidos originales para ser emitidos principalmente por plataformas VOD es ya una tendencia en la industria de las TIC.

Así lo demuestra la noticia extraoficial de que Apple Inc., que planea invertir más de mil millones de dólares el próximo año en la adquisición y producción de programas propios. Esto la convierte en la tercera corporación tecnológica que anuncia su interés en invertir monumentales cifras de dinero en los contenidos sin tener mucha experiencia en el mercado de la creación audiovisual.

Apple es poseedor de una de las primeras y más grandes plataformas OTT del mundo, ITunes. También de dispositivos especializados en video, como AppleTV, que permite a millones de personas reproducir contenidos por streaming mediante una revolucionaria interfaz que ha servido de nodriza de los principales VOD audiovisuales como Netflix, Holu, Youtube y otras. La empresa ha enfocado históricamente sus esfuerzos en el desarrollo de hardware y software que han permitido la masificación de los contenidos tradicionalmente producidos por la industria del entretenimiento.

Pero hasta el momento la vocación de la compañía hacia el video original era más que limitada, hasta el punto en que ITunes sigue siendo más identificada con música e incluso con libros que con la oferta de video que desde hace años tiene disponible, y que ha mantenido una vocación de videotienda basada en una oferta de programación de terceros.

La entrada de Apple en el mundo del video original se ha producido gradualmente. Una de las más recientes iniciativas fue en encargo de Carpool Karaoke, un formato extraído del magazín The Late Late Show en el que estrellas pop cantan sus propias canciones, mientras van en auto y son entrevistadas por el comediante y presentador James Corden.

La segunda gran apuesta de 2017, también producida por un tercero y distribuida por Apple y Apple Music, es Planet of the Apps, un reality show de emprendimiento informático que tiene en su panel de jurados inversores a figuras como Will I.Am, Gwyneth Paltrow y Jessica Alba.

La noticia de la entrada de Apple como jugador de las grandes ligas de la creación audiovisual, al igual que las ya anunciadas anteriormente por otras corporaciones, se constituyen en clara evidencia de una hipótesis que hemos venido planteando ampliamente a lo largo de los foros de Andinalink: “El contenido es el Rey y la audiencia es la Reina”.

En este ajedrez de la economía digital, dichos contenidos son primordialmente audiovisuales, tal y como Nilsen lo ha venido anunciando sistemáticamente en sus informes de crecimiento del sector TIC. En estos se observa que el consumo de contenidos audiovisuales ha crecido en Internet un 245% en los últimos 8 años, y más de un 800% en las últimas dos décadas.

Es por esto que los grandes jugadores corporativos de la red, ya sea de tecnología como ATT y Apple, de comercio y servicios como Amazon, de aplicaciones como Facebook y Google, o de distribución como Netflix apuestan por producir contenidos audiovisuales y no de manera tímida, sino buscando una parte importante de un mercado que históricamente ha pertenecido a las grandes productoras de Hollywood.

La consolidación del contenido audiovisual como el sector con más proyección de crecimiento en la red es un muy buen indicador para la industria latinoamericana, especialmente para las compañías locales de televisión de proximidad: canales comunitarios, locales, regionales y canales propios de sistemas de TV Paga. Su cercanía con las comunidades que impactan les permite no solo participar de una tajada del mercado, sino que les da la exclusiva posibilidad de producir contenidos que reflejen la realidad, necesidades, expectativas, problemáticas, sueños y esperanzas de la comunidad de proximidad en donde hacen presencia, ya que las grandes producciones globales reflejan contextos universales, no imaginarios locales.

Esta gran oportunidad de la que hemos hablado en anteriores artículos y foros de Andinalink solo se logra materializar si los contenidos son de calidad, cumplen con altos estándares de producción y logran ser agiles y creativos en la narración y el formato, pues al tiempo que la oferta crece, el público se vuelve cada vez más exigente y selectivo en los productos que consume.

Sin duda, la expectativa mayor está en cuál va a ser el diferencial de Apple para esta nueva época. La marca siempre se ha caracterizado por llevar al usuario experiencias innovadoras, especialmente todo en la articulación de software, hardware y redes, por lo que se espera que su enorme base de usuarios y su fuerte plataforma tecnológica permitan un verdadero movimiento en el VOD. Falta ver si una marca tan ajena al imaginario televisivo puede entrar en este mercado con la fuerza de Youtube, Netflix, Hulu o Amazon, máxime cuando Steve Jobs, el líder histórico que llevo por el sostenido sendero del éxito corporativo a la compañía, ya no está para imprimir esa visión que convirtió a Apple en la empresa con mayor capital en el mundo.

Compartir

Califica este artículo

Calificación de los usuarios: 5 (1 votos)

Resumen de votos:

5

Articulos Relacionados