Live TV: la nueva apuesta de Hulu

Live TV: la nueva apuesta de Hulu
Compartir

A inicios de mayo de este año, Hulu, uno de los mayores servicios de video a la carta (VOD), lanzó su nuevo servicio, Hulu Live TV Beta, que provee canales de televisión en HD por streaming de Internet, estableciendo así una competencia directa a las grandes compañías de cable y satélite.

Este servicio complementa el tradicional video a la carta de Hulu, compañía que con Netflix y Amazon han revolucionado el mercado audiovisual y puesto sobre la mesa innumerables debates sobre competencia, neutralidad de la red y cord-cutting.

A diferencia del servicio clásico de las OTT, en el que se distribuye video online bajo demanda, con Hulu Live TV se toca directamente el centro del negocio de la Tv por suscripción: los canales, con programación propia y que suplen la necesidad de millones de personas de encender el TV y ver una serie de programas ya determinados por el canal, sin tener que pensar en buscar, navegar y decidir.

El nuevo servicio ofrece, por 40 dólares mensuales, hasta 50 canales de TV, que incluyen a NBC, Fox, ESPN, CNN, Cartoon Network y FX, entre muchos otros canales. Dentro de la tarifa continúa ofreciéndose el paquete VOD y las producciones originales de Hulu.

Inicialmente solo activa para Estados Unidos y Canadá, la propuesta ya aparece denominada por Chrisina Warren, de Gizmodo, el mejor cord-cutter del momento, aunque la autora misma señala que falta mucho para poder competir en contenido live con las grandes empresas de cable y satélite, pues el paquete aún no ofrece contenidos de los conglomerados Viacom (con Nickelodeon y MTV), Discovery Communications y AMC, productora de la célebre The Walking Dead.

Desde el punto de vista de la industria audiovisual, las limitaciones de la propuesta van mucho más allá de esos negocios que aún se deben cerrar. La principal sin duda radica en un asunto mismo de infraestructura y competencia: la calidad del servicio de Hulu sigue dependiendo de las empresas que suministran Internet. Estas, en general, son conglomerados diversificados que también prestan el servicio de televisión por suscripción.

Es importante destacar que no es la primera vez que una plataforma de video en demanda, decide ampliar su portafolio de servicios hacia el contenido en el línea, anteriormente ya lo había realizado Youtube, en un paquete de 35usd para los Estados Unidos, que tuvo más publicidad que efectos reales sobre el mercado, pues hasta la fecha no ha registrado una masiva acogida por parte de los usuarios tradicionales del servicio de televisión por cable, impactando eventualmente en el público que solamente está acostumbrado a contratar los servicios de internet y que eventualmente ha decidido suscribirse a este servicio.

Por tanto, habrá que ver si los usuarios en América del Norte, y próximamente en Europa y Asia oriental, se sentirán cómodos teniendo una doble interlocución en materia de televisión: una con el proveedor de internet y otra con el de contenidos y quien logrará seducir el mercado, aunque la ventaja la tendrán siempre los operadores tradicionales, pues tiene la capacidad de garantizar la calidad del servicio, toda vez que las redes son propias.

Esto no es muy distinto de la situación actual de las OTT de VOD, pero no se puede olvidar que la demanda de ancho de banda y estabilidad de red que exige el streaming es mucho mayor que el del VOD, especialmente porque la promesa es una televisión en HD y pronto lo será en 4k.

Por supuesto, hay una enorme ventaja en la posibilidad de ver los contenidos audiovisuaes desde cualquier dispositivo conectado, incluidos Xbox One, Apple TV, Google Chromecast y las plataformas iOS y Android. Hulu también anunció en su evento de lanzamiento que pronto también estará para Roku, Amazon Fire TV y los Smart TV de Samsung.

Pero para la realidad latinoamericana el negocio es aún más arduo, y tardará en llegar, pues las limitaciones de infraestructura son mucho más evidentes en la región y las políticas regulatorias mucho más limitantes. Y mientras los proveedores del Internet no logren la suficiente estabilidad tecnológica y los gobiernos flexibilicen los controles, es difícil confiar en un streaming de esa naturaleza.

Quizás al final de la tormenta, lo único que quede claro, es la enseñanza que NETFLIX le ha dejado a los TELCO tradicionales: “ante los desafíos de Internet, es mejor adaptarse y aprovechar que resistir a cambios incontenibles”.

Compartir

Califica este artículo

Calificación de los usuarios: 5 (2 votos)

Resumen de votos:

3

Articulos Relacionados