¿Qué deparará el 2019 para el sector de las Telecomunicaciones?

¿Qué deparará el 2019 para el sector de las Telecomunicaciones?
Compartir

Todo comienzo de nuevo año trae más incertidumbres que certezas y aunque en estricto sentido no es más que un cambio de fecha nominal, para la humanidad en general y en específico para el mundo occidental, marca un hito social – cultural. Esto sirve como referencia para finalizar procesos y también para abrir nuevos proyectos que impactarán en la política, la economía y en otros múltiples aspectos, incluyendo por supuesto el sector de las telecomunicaciones.

¿Traerá cambios significativos el 2019 para el sector de las Telecomunicaciones?

El lanzamiento de la nueva plataforma de Disney, que recibirá el nombre de DISNEY+ y estará disponible a partir del segundo semestre (inicialmente en Estados Unidos), podría ser el acontecimiento más importante en el sector de las telecomunicaciones que presenciemos en el 2019, pues por primera vez en la historia de las OTT de video, saldrá al mercado un proveedor con la suficiente capacidad de competirle en oferta de contenidos a Netflix.

Desde el verano del año 2017, The Walt Disney Company se viene preparando para entrar en el mercado de la distribución de contenidos por Internet, momento en el que anunció que retiraba todos sus títulos de Netflix y manifestó la intención de entrar al mercado de las OTT. Pero no fue sino hasta que Bob Iger, CEO de Disney, confirmara el 8 de Noviembre  de 2018 que el nuevo servicio de streaming se conocerá como DISNEY+, tendrá más títulos y buscará ser más económico que Netflix.

Disney se ha venido armando durante los últimos años constituyendo una reserva de producciones de calidad sin precedentes, compuesta no solo por todas las mega producciones históricas de Disney y Pixar, lo cual ya garantiza un éxito en su oferta, sino que dentro del inventario de adquisiciones está la saga de Star Wars y todas las historias de Marvel, sumado a la adquisición de 21st Century Fox, lo que les permite tener acceso ilimitado al catálogo de FOX, en donde reposan títulos como Avatar, Alien, Titanic, Depredador, al igual que series como Los Simpsons, Futurama y Padre de Familia, además de las marcas asociadas como ESPN y Natgeo.  

Netflix por su parte se encuentra en el mejor momento comercial más no financiero, pues tal y como lo analizamos en el artículo “Los irreparables daños de Netflix en las economías Latinoamericanas”, es una compañía que trabaja a pérdidas operacionales, es decir, sus gastos o lo que invierten en contenidos es muy superior a lo que recibe por cuenta del aporte mensual de sus afiliados, las cifras reales nunca han sido publicadas de manera oficial, pero algunos expertos de Wall Street dedicados a estudiar la compañía le revelaron a la prensa que estimaban para el año 2017 pérdidas  que superaban los 20 mil millones de dólares.

En 2018 Netflix alcanzó los 117 millones de usuarios,  trasladando este crecimiento al valor bursátil de la compañía, logrando una valoración estimada de la corporación en bolsa de más de 100 mil millones de dólares. Ese modelo es insostenible en el tiempo, razón por la cual los actuales propietarios de Netflix necesitan venderle a un agente de mercado que requiera la plataforma para diversificar su portafolio de servicios, y en ese escenario los únicos compradores viables serían Apple, Google o Microsoft.

Como alternativa de supervivencia, Netflix  podría aumentar el valor mensual del servicio, especialmente a sus clientes en Estados Unidos, no obstante, la entrada de Disney al mercado posiblemente impida que esto ocurra, por lo que, tanto la venta como el alza de tarifas se tendrá que postergar al menos hasta el 2020. Al tiempo Netflix tendrá que  mantener el ritmo de producciones propias y deberá sostener el pago de los actuales títulos adquiridos, lo que generará una presión financiera adicional y no prevista por sus agotados inversionistas.

Tal vez pueda interesarle el artículo: ¿Cómo será el 2018 para la industria audiovisual?

Es posible que la entrada de Disney no represente una disminución en el número de suscriptores de Netflix, sino una carga adicional en el presupuesto de los consumidores, constituyéndose en una tercera plataforma de pago después del cable y Netflix, es decir, que seguramente la gente esté dispuesta a pagar por los tres servicios de entretenimiento.

Otro posible escenario es que el impacto ocurra en la industria del cable, especialmente en Estados Unidos, aumentando el Cord Cutting que por ahora se había estabilizado, pues la suma en la oferta de contenidos de las plataformas de Netflix y Disney+, será muy suficiente en oferta para un consumidor promedio. También es posible que los más perjudicados con la entrada de Disney terminen siendo los pequeños jugadores del mercado de las OTT, incluyendo HBO GO, Hulu y Claro Video, que quedarán en una difícil situación por lo limitada de su oferta de contenidos. En el caso de Amazon Prime Video, su modelo híbrido y su integración vertical, posiblemente lo mantengan protegido.

Un año con mal pronóstico para Facebook

Pero si Netflix la tiene difícil, no es el único. Facebook, el gigante de los medios sociales propiedad de Mark Zuckerberg no tendrá un año para nada fácil, pues la Comisión Irlandesa de Protección de Datos anunció que lanzó una investigación oficial que podrá terminar en una multa de hasta el 4% de sus ingresos globales, si se demuestra que no tomaron las suficientes precauciones para proteger los datos y la privacidad de sus usuarios. Pero la Irlandesa no es la única investigación, en Estados Unidos la Comisión Federal de Comercio (FCT) también está examinando el comportamiento de Facebook en relación a un acuerdo firmado en 2011 y que podría haber sido incumplido, lo que podría terminar en otra multa de alrededor de Mil Millones de dólares, aunque técnicamente podría superar el billón de dólares, si así lo decide la FCT.

El panorama en Latinoamérica

Sin dudas la mayor amenaza regional será el fantasma de una posible desaceleración económica, para Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), el 2019 va a ser “un año difícil” y las previsiones iniciales de expansión podrán variar debido al “contexto externo complicado” causado por la “apreciación del dólar, un menor flujo financiero para la región y un aumento del costo del crédito”.

“Por otro lado hay una gran heterogeneidad en la región. Tenemos cambios de ciclo políticos, cambios de Gobierno que pueden alterar los pronósticos económicos”, agregó Bárcena.

Respecto al impacto que podría tener Disney+ en la región, Información suministrada por noticias da tv de Brasil asegura que los canales de televisión abierta y lineal de Fox desaparecerán, información que no ha sido confirmada por fuentes oficiales sino por una agencia de publicidad. Igualmente lo más seguro es que la OTT de FOX PLAY se fusione con Disney+. De ocurrir todos estos cambios, la entrada de Disney+ terminaría generando multiples alteraciones en todo el ecosistema de la industria del cable en latinoamerica, que vería disminuida la oferta básica de programación, de servicios complementarios de valor agregado como Fox Play y por supuesto una competencia asimetríca y parasitaria de Disney+, que aumentará la presión que ya ejerce Netflix y Youtube sobre el ancho de banda en sus redes locales.

Tal vez pueda interesarle el artículo: “Contenedores OTT la formula ganadora para los cable operadores”

En Brasil, la llegada de un gobierno pro mercado podría ser un alivio para el sector de las Telecomunicaciones que se encuentra en uno de sus peores momentos de los últimos años, sin embargo las posturas radicales, polémicas y autoritarias del nuevo presidente, no dejan de preocupar a los mercados. Los grandes jugadores del sector de las telecomunicaciones esperarán con cautela los primeros trimestres de gobierno, antes de tomar urgentes medidas de inversión que se requieren en la nación con más habitantes y territorio de Sur América. Adicionalmente y aunque es poco probable, existe el temor del posible surgimiento de un nacionalismo radical exacerbado (similiar al Brexit) que ponga en riesgo la integración regional alcanzada con mercados comunes como el de Mercosur.

Por su parte, en Argentina la fuerte presión inflacionaria, el malestar social permanente de sus habitantes y un mercado congestionado y maduro, harán del 2019 un año muy difícil e impredecible para todo el sector Telco, que por demás viene demandando mayor libertad regulatoria, nivelación del terreno de juego y trato igualitario entre los distintos agentes del mercado.

En Colombia el primer semestre estará marcado por el debate en el congreso del proyecto de la Ley TIC que lleva dos legislaturas sin ser aprobado y que busca además de “modernizar el sector”, crear un regulador convergente. El proyecto si bien es necesario, para muchos analistas el texto está mal planteado, pues al no regular o equilibrar el terreno de juego con las plataformas Over The Top, no soluciona todos los temas de fondo. Seguramente el gobierno o el legislativo, introduzcan cambios en el articulado que dejen tranquilos a todos los agentes que componen la cadena de valor de las comunicaciones.

En Perú y Chile, la amenaza del fenómeno del niño, podría terminar desacelerando la económia, algo que podría verse potenciado por la guerra económica entre China y Estados Unidos, que disminuiría la demanda y el valor de los minerales, pero independientemente de lo que pase con los indicadores macro económicos, el sector de las Telecomunicaciones crecerá en ambas naciones, de acuerdo a las previsiones de The Competitive Intelligence Unit (The CIU).

En México la llegada de Andrés Manuel López Obrador no deja de preocupar a los inversionistas del sector de las telecomunicaciones, lo cual sumado a un reducido presupuesto para el Instituto Federal de Telecomunicaciones y la poca simpatía que le profesa el presidente a los entes autónomos, generará algunas incertidumbres en el sector, pero que no afectarán las cifras de desempeño del mercado, pues el  coeficiente de crecimiento previsto por The Competitive Intelligence Unit (The CIU), para el sector de las Telcos en la nación Azteca, será superior a 5.6%, que por demás prevé “la reactivación del mercado de TV de paga, el crecimiento en el ARPU móvil derivado del mayor consumo de datos móviles, la reducción de la caída de los ingresos fijos y el creciente consumo de servicios de banda ancha, tanto fija como móvil.”

Desde una mirada regional integral, el mismo indicador de The Competitive Intelligence Unit (The CIU), prevé que: “continúe la rampa ascendente de crecimiento del sector, derivada de la mayor cobertura de servicios, el despliegue de redes de nueva generación, la profundización en la demanda y consumo de servicios, entre otros factores.”

Articulos Relacionados