EL CRECIMIENTO DE LA BANDA ANCHA MÓVIL EN LATINOAMÉRICA

Compartir

Un estudio publicado por GSMA Intelligence y presentado durante el Mobile 360 Series Latin America en Buenos Aires – Argentina, encontró que las conexiones móviles 4G – tecnología LTE – pasaron del 8% en el año 2015 al 38% en el 2018 en Latinoamérica, que para el mismo período alcanzó el 37% en 3G y 25% en 2G, evidenciándose un avance en la penetración del Internet móvil en toda la región.

El mismo estudio encontró que para el 2018 se llegó a los 450 millones de suscriptores móviles únicos en toda América Latina y el Caribe y que existen 674 millones de conexiones móviles. Con relación a la banda ancha móvil el mercado alcanzó las 480 millones de conexiones y el uso de Smartphones llegó al 65% (Adopción de teléfonos inteligentes).

Respecto a las previsiones del futuro, si el mercado continúa manteniendo un compartimiento estable, el estudio prevé que las tecnologías móviles 4G representarán casi dos tercios de las conexiones totales para el 2025, al tiempo que estará avanzando el despliegue del 5G en toda la región y para ese mismo año al menos existirán 529 millones de suscriptores únicos y 775 millones de conexiones móviles, de las cuales 733 millones se esperan que sean de banda ancha.

¿Por qué es importante para Latinoamérica los resultados arrojados por este estudio?

La GSMA, autora del informe, es una organización global que aglutina y asocia operadores de telefonía móvil de todo el mundo, además de fabricantes de móviles y dispositivos portátiles, empresas de software, proveedores de equipos y empresas de Internet, así como organizaciones sectoriales. La GSMA también produce los eventos MWC líderes en la industria que se celebran anualmente en Barcelona, Los Ángeles y Shanghái, así como las conferencias regionales Mobile 360 Series.

Por su parte “GSMA Intelligence”, es el observatorio sectorial y la fuente de referencia para datos más completa del sector móvil en el mundo, con análisis y previsiones de los operadores publicando informes y estudios acreditados sobre el sector.

Titulado “La Economía Móvil: América Latina y el Caribe 2018”, el informe presentado en Buenos Aires destaca que el 4G está alcanzando al 82% de la población de la región, a través de una industria que aporta 280 mil millones de dólares a las economías regionales, representando el 5% del producto interno bruto total de Latinoamérica, generando 700 mil empleos directos y alrededor de 900 mil indirectos. Además, le aporta 36 mil millones de dólares a las finanzas públicas de la región, a través de tasas regulatorias y compensación por explotación al espectro radioeléctrico.

Este informe, aparte de presentar cifras reveladoras que permiten un diagnóstico muy exacto de lo que está ocurriendo en Latinoamérica, evidencia que la brecha digital comienza a disminuir en la región. Igualmente, el estudio comprueba algo que ya había revelado el estudio anual de la CEPAL, y es que la banda ancha móvil está superando de lejos en penetración a la banda ancha fija, lo cual restringe mucho la conectividad, pues los planes ilimitados móviles son muy escasos en la región.

Puede ampliar tema en el artículo: “Radiografía del audiovisual conectado en Latinoamérica”

Asimetrías Regionales:

El estudio es revelador al mostrar, que más de dos tercios de la población de la región están conectados a una red móvil, sin embargo, existen marcadas diferencias entre los distintos países que conforman Latinoamérica y el Caribe. En penetración de usuarios de internet móvil, la delantera la llevan Chile, Uruguay y Panamá con el 83%, seguidos por Argentina con 82%, Puerto Rico con 81% y Costa Rica con 77%. En el rango promedio de la región se encuentran Perú con 71%, Colombia con 69%, Brasil con 68% y el más rezagado de ese grupo es México con el 63%. Por debajo del 60% se encuentran Guatemala, Honduras, Haití y en los últimos lugares sin alcanzar el umbral del 50%, están Cuba y Nicaragua.

“Con 124 redes LTE activas en América Latina y el Caribe, la cobertura 4G en la región continuó en expansión y hoy alcanza al 82% de la población, equivalente a 529 millones de personas. Los operadores alcanzaron la masa crítica respecto de la cobertura y también están realizando grandes inversiones en actualizaciones de redes para respaldar la aceleración del uso de teléfonos inteligentes y datos. Por ejemplo, hoy existen 30 redes LTE-Avanzado activas en 20 mercados de la región, al tiempo que también se encuentran en curso las implementaciones del último estándar, LTE-Avanzado Pro.

La combinación de cobertura de red mejorada y la creciente adopción de teléfonos inteligentes, sumada a un mayor uso de servicios de datos y a la demanda de mayores velocidades, demuestra que los consumidores ya están migrando rápidamente a servicios 4G e ingresando a una nueva era de conectividad digital en muchos de los mercados de la región.” Afirma el estudio

 

La implementación de la Tecnología del 5G en la región

El estudio igualmente concluye que la Tecnología 5G (Aún en etapa de desarrollo) entrará con mucha fuerza en Latinoamérica y prevé que la mayoría de los lanzamientos comiencen en los primeros años de la próxima década.

Puede ampliar la información sobre este tema en el artículo: “El impacto que traerá el 5G a las telecomunicaciones”.

Sin embargo, los estimados presentados en el estudio, calculan que el 5G comenzaría a despegar para el 2025 cuando alcance un poco más del 40% de la población, en el momento en que el despliegue tecnológico alcance la masa crítica en los mercados clave, con proyecciones que indican que para 2025 las conexiones 5G superarán los 62 millones, que equivaldrá al 8% de las conexiones totales en la región.

Políticas públicas y regulación:

El estudio sostiene que las políticas públicas deben promover una accesibilidad inteligente y equitativa,  promoviendo el desarrollo económico y social, recomendando a los reguladores promover y habilitar nuevas cadenas de valor en el contexto global de una cuarta revolución industrial (Industria 4.0), “enfocándose en políticas en el fomento y  desarrollo de la infraestructura digital, la innovación y la inversión, dando previsibilidad hacia adelante y seguridad Jurídica, recomendando marcos de políticas públicas que sean flexibles y ex post, que tengan como objetivo dar certidumbre y previsibilidad”, no solo para que las empresas continúen invirtiendo en redes, sino garantizando que los usuarios puedan acceder a los beneficios de tener una conectividad de calidad, sin importar su ubicación geográfica o su poder adquisitivo.

El estudio también invita a los gobiernos a garantizar la disponibilidad de espectro en bandas altas, medias y bajas, para responder a la demanda no sólo de los usuarios, sino también del Internet de las cosas.  

Tal vez pueda interesarle el artículo: “Entendido en el Internet de Todo”

El rol de los contenidos:

El estudio reconoce que, en los últimos cinco años, los contenidos, aplicaciones y otros servicios fueron la parte del ecosistema de mayor crecimiento, pero al mismo tiempo el sector que más retos representó para las compañías móviles, pues creció exponencialmente la demanda de ancho de banda, jalonado principalmente por la consolidación de plataformas OTT de Video como Netflix y el crecimiento de Youtube.

Respecto a las posibilidades de creación de contenidos, el estudio afirma que:

“La disponibilidad generalizada y la creciente adopción de servicios móviles y, en particular de teléfonos inteligentes, en América Latina, también impulsaron un cambio de paradigma en la creación, distribución y el consumo de contenido en la región. Con una población joven y dinámica, los millennials latinoamericanos se encuentran en el centro de esta transformación de contenidos.  

Según la Encuesta a Consumidores de GSMA, en América Latina los millennials usuarios de teléfonos inteligentes se encuentran entre los usuarios más activos de servicios de video en línea de libre acceso para su grupo etario a nivel mundial. Por ejemplo, en Argentina, Brasil, Guatemala y México, más de tres cuartos de los millennials miran videos en línea de libre acceso, por lo menos, una vez al mes en el teléfono inteligente.”

 

En conclusión, si bien los resultados del estudio son esperanzadores y muestran un crecimiento de la banda ancha móvil en Latinoamérica, una pequeña disminución de la brecha digital y un sector de las telecomunicaciones vigoroso, estable y en franco crecimiento, no deja de preocupar la gran asimetría que se está generando respecto de la banda ancha fija, que es finalmente la que garantiza  conectividad ilimitada y de calidad en personas y hogares, por lo que aún queda un gran trabajo por realizar en toda la región.

Si desea ampliar información sobre el tema, puede leer el artículo: “La Falacia de la Banda Ancha en Latinoamerica”.

 

Por: Gabriel E. Levy B.

Sobre el autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Facebook
YouTube
YouTube
Instagram
Scroll al inicio
Abrir chat
1
Escanea el código
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte? Contáctanos y te atenderemos directamente